Criadero de Gatos Bengalíes Ramazan: tel / email / Núcleo Zoológico / E2500066 Miembros de Asociación Felina / ASFEC Cataluña (España)
Ubicación / Cataluña (España), al sur de la provincia de Tarragona.

¿El comprador tiene derechos?

En cualquier área de compras, existe una disparidad de precios y variedad de ofertas que al principio no nos facilitan la tarea de escoger bien. En el ámbito de los animales, como compradores queremos comprar un animal que principalmente esté sano al 100% cuando nos lo entregan, que tenga las características que deseamos, y, si es posible, al mejor precio.

Como en otras áreas, el precio más barato es un indicador que hay ciertos aspectos que se prescinde de ellos con el fin de ofrecer un producto más económico. Los animales suelen tener una vida larga, de 15 a 20 años, y escatimar en algunos cientos de euros para que salga más económico, normalmente, al final, puede dar pie a una mala experiencia. Debido a un alto porcentaje de malas prácticas y experiencias negativas comprando a estos precios inferiores, hay organismos, como ASCELCRE, que se percatan de todo esto, y surgen para defender la dignidad de los animales, con el fin de que las actividades de cría se realicen correctamente y con humanidad.

Es nuestra práctica ofrecer lo mejor en cada ámbito (salud, alimentación, higiene, socialización, tiempo) para que se desarrollen óptimamente. Esto supone un incremento en los gastos y dedicación diaria que influirá en el precio final. Aparte, está el tema de la calidad del ejemplar, tan solo en los mejores centros de cría se encontrarán los ejemplares de las mejores características, ya que éstos se centran en adquirir los mejores ejemplares a nivel internacional, y desarrollar su línea de tal forma que se vayan integrando las mejores características en los bengalíes que producen.

En nuestro centro de cría, demostramos una pasión real por la raza de gatos bengalí al que nos dedicamos. Debido a ello, gozan de un cuidado extraordinario para permitir que disfruten de una vida larga y saludable, dentro de nuestras posibilidades. Esto supone un esfuerzo diario intensivo, se requiere un amplio conocimiento y experiencia, para preservar esta condición de óptima salud, bienestar del animal, y la seguridad de que con el paso de las semanas adquiere buen peso y un correcto desarrollo.

Desde que nacen las crías hasta que están listos para ir a su nuevo hogar, pasan por etapas en la que los cuidados son cruciales, sobre todo cuando sus defensas están bajas y es prioritario actuar con rapidez, sabiendo lo que se hace.

Es imprescindible realizar los análisis correspondientes (PKDef, PRAb, etc) a los ejemplares reproductores para asegurarse de que son libres de enfermedades congénitas, para poder garantizar así al futuro comprador que el gatito no sufre de enfermedades hereditarias. En nuestro centro de cría, algunos de los análisis los realizamos a través de clínicas del extranjero ajenas a nuestro criadero, garantizando la imparcialidad y fiabilidad de los resultados.

Todos los ejemplares reproductores deben de estar dados de alta en la asociación felina con su pedigrí. Y tener su cartilla de vacunación al día junto con los análisis respectivos. Todos los bebés deben ser dados de alta (alta de camada) en la asociación felina, y todos recibirán su pedigrí oficial, enviado por la asociación felina oficial. Y esto es por ley, consultar la legislación visitando la web de ASFEC: Legislación oficial

Como comprador tienes el derecho de recibir un contrato de compra en el que constarán los datos completos del centro de cría, datos del comprador, y todos los datos del gato. El criador será de apoyo al nuevo comprador y resolver sus dudas acerca del cuidado del gato.

Todos los gatitos deben estar destetados, desparasitados y vacunados antes de partir del centro de cría.

Como comprador de una animal, tienes todos los derechos de recibir una mascota en perfectas condiciones de salud y sin enfermedades congénitas. Por este motivo debes solicitar el contrato de compra y garantía de salud que cubrirá al animal en caso de enfermedades congénitas si las hubiere.

A nivel global existen las asociaciones generales felinas, entre otras destacamos, la WFC, la TICA, etc... Y cada asociación felina nacional está adherida a una de estas asociaciones generales. En nuestro caso, según la WCF (World Cat Federation), al que está afiliada la ASFEC, de la que somos socios a nivel nacional, insta que el criadero no debe utilizar gatos con enfermedades, ni criar entre los mismos lazos de sangre. Por esto es importante ver los pedigrís de los ejemplares reproductores para comprobar que los padres y abuelos son diferentes. Y además, que el criadero debe tener un número de Afijo y su nombre identificativo propio de Afijo. En nuestro caso, nuestro nombre de afijo es Ramazan y nuestro número de afijo es 15CAT. Estos datos se pueden comprobar libremente contactando con ASFEC y preguntando acerca de nuestros datos para cerciorar la veracidad de lo que decimos. A nivel estatal, por ley se debe disponer también de número de núcleo zoológico para realizar las actividades de cría de animales de forma legalizada y certificada a nivel oficial a través del Ministerio de Medio Ambiente y Agricultura.

Como resumen destacamos los puntos que son importantes de cara a escoger el lugar donde se compra:

1. Debe ser un centro de cría registrado en asociación felina estatal y legalizado, con afijo, número de afijo y, a poder ser, con número de núcleo zoológico.

2. Deben ser experimentados, como mayor conocimiento tengan, mayores garantías de que saben cómo realizar la actividad de cría, y cómo actuar en caso de dificultades.

3. Deben proporcionarte un contrato de compra con todos los datos tanto del criador, comprador y del bengalí. Y también un documento de garantía de salud que cubran los derechos de ambas partes.

4. Deben ofrecerte un servicio postventa de resolución de dudas sobre la mejor forma de cuidar tu bengalí.

5. Si está dentro de posibilidades físicas, es recomendable visitar el centro de cría para asegurarnos que viven en buenas condiciones y que las instalaciones están limpias.