bengal shop Bengal Cat Gato Bengali Asfec
1 visitante en línea
Gato bengaliBengaliBengaliFelis BengalensisFelinosRaza bengaliGato felino

La personalidad del bengalí


El bengalí es más que un gato, muchos son ya los que admiran este rasgo de esta raza porque su comportamiento es similar a la de un perrito. Lo que hacen bastante es seguir a su dueño por la casa, buscarlo cuando no lo ve para estar con él, algunos cuando saben que estás a punto de abrir la puerta, están allí esperando, etc... Hemos visto en algunos bengalíes que les gusta jugar a "buscar la bolita", tiras una bolita de papel pequeña al otro lado de la habitación y la van a buscar, la recogen con la boca y vienen hacia ti para otra ronda! Y así pueden estar un buen rato!

instalaciones
instalaciones
Typhoon Peach de Ramazan y Luisete..
amigos inseparables!
Oscar de Ramazan con su amigo perruno
durmiendo plácidamente.

Se llevan bien con otros animales, aquí arriba vemos un ejemplo del vínculo tan precioso entre un bengalí (Typhoon Peach) y un perro (Luisete), descansando el uno junto al otro. Y en la otra, al bengalí Oscar durmiendo al lado de su amigo del alma. El periodo de adaptación hasta llegar a este estado tan armonioso entre dos animales diferentes tardó entre 15 y 20 días, a veces incluso es mucho antes que esto, como en el caso de Oscar y su colega perruno.

Cuando llegan nuevos a casa, durante su primer día, los bengalíes pueden mostrarse de dos maneras: por una parte, tenemos los más tranquilos, que salen literalmente del trasportín en el que han viajado ronroneando y haciendo mimos con su dueño. Y por otra parte, los menos tranquilos, que les costará entre 3 días y 5 días, aproximadamente, y variando si hay solo un gato u otros más, en adaptarse a su nuevo entorno y nuevos amigos gatunos. De este último grupo, la gran mayoría en tres días ya está totalmente adaptado, hay una minoría muy pequeña que necesitan algo más de tiempo, pero a la larga y con la ayuda del nuevo dueño, su confianza se hará fuerte y mostrará un carácter abierto y muy cariñoso.

Si durante el primer día al encontrarse con los otros gatos muestra un carácter hostil, no es para alarmarse, es totalmente normal, con el paso del tiempo hacen buenísimas migas.

instalaciones bengalies
instalaciones bengalies
Diwata de Ramazan y Shinju (la hurona)
Lestat de Ramazan y su gran amigo

La gran mayoría de bengalíes muestran un carácter extremadamente cariñoso, mimoso y muy juguetón, les gusta investigar, rebuscar en las bolsas de la compra como si buscara alguna chuchería para él, y por supuesto, comer! Su apetito siempre es muy bueno, por este motivo si vemos que nuestro bengalí no come y se le ve en un rincón sin moverse mucho, es que algo le está pasando. En este caso, si vemos que no tiene fiebre, con un poco de Felobits (una pasta vitamínica con taurina que estimula el apetito) durante cinco días volverán a comer con normalidad. Siempre es totalmente recomendable llevarlo al veterinario para descartar causas ante una pérdida de apetito notable. Asimismo, es fundamental tener un termómetro a mano para ver si tiene fiebre o no.

Otro rasgo común en los bengalíes es su pasión por el agua, simplemente les encanta. Si vivís en un entorno que os lo permite incluso pueden salir a dar paseos con arnés o libres por el bosque o playa. En esta foto vemos como Lestat de Ramazan pasea con su amigo libremente sin querer escaparase, donde va el perro le sigue el bengalí.

instalaciones bengalies
instalaciones bengalies
Lestat de paseo con su amigo.
Lestat disfrutando subiéndose a los árboles.
instalaciones bengalies instalaciones bengalies
Lestat caminando por troncos.
Lestat en el río del bosque.
instalaciones bengalies instalaciones bengalies
Lestat descubriendo la playa y el mar.
Lestat chapoteando entre las olas.

Como las personas, cada bengalí tiene su personalidad, hay unos que necesitan estar contigo, encima tuyo y en tus brazos, demandando caricias y mimos. Hay otros que no necesitan esta dedicación tan exclusiva, y están muy contentos en recibir mimos simplemente estando justo a tu lado, sentados, estirados o de pié en el suelo, y jugarán contigo muchísmo desde el suelo o subidos al sofá o donde estés descansando. Tenemos que conocer a nuestro bengalí y darle lo que necesita y precisa de nosotros, para que se sienta a gusto y feliz en un entorno amoroso hacia él.

instalaciones bengalies
instalaciones bengalies
Dali de Ramazan relajado junto
a su nuevo amiguito.
¡Typhoon y Luisete comiendo juntos
del mismo bol!

El bengalí suele convertirse en el príncipe, e incluso el rey de la casa. Hay que también a veces poner ciertas pautas de conducta y que sepa donde hacer las cosas. Normalmente ya vendrán entrenados para utilizar correctamente la bandeja, tan solo los primeros días es conveniente cerrarlo después de comer en la habitación donde tiene la bandeja, para que sepa que allí es donde tiene que ir, y luego sin problemas irá hacia la zona que tiene para él.

Es muy normal que cuando os sentéis a comer suba a la mesa cautivado por el aroma que desprende la comida, e impulsado a la vez por su curiosidad. Su apetito es tan grande que probarán de todo! Un día dejamos la mesa a medio recoger, con un cuenco de alioli (la salsa de ajo), y para nuestra sorpresa lo estaban probando! Son bastante insistentes, y aunque les bajéis de la mesa, volverán a subir! Cada hogar es diferente, a ciertas familias no les importa que coma con ellos, pero para otras familias puede ser inadecuado. Lo mejor es cerrar la puerta del comedor, y cuando hayamos acabado abramos la puerta para que vuelva a entrar nuestro bengalito.

Para darles un toque de atención si hacen algo que no es correcto basta con un "No!" y voz fuerte, no es aconsejable darle un "cachete fuerte" como a los perros, porque asociarán ese dolor recibido con la persona, y provocará que el bengalí pierda poco a poco esa confianza que tiene contigo. Y les cuesta olvidar este tipo de trato.

Una táctica que utilizan los americanos con bengalíes es darles con un chorrito con un difusor dirigido a su carita, porque no les gusta si se lo hacemos justo en el momento que salta a la mesa o en la encimera de la cocina, servirá para disuadirlo. ¡¡Lo único que hay una minoría que sí les gusta!!

 

INICIO - GATOS BENGALIES - CLASES - CARATERISTICAS - HISTORIA - GALERIA - CAMADAS - TU MASCOTA - COMENTARIOS - CONTACTA - ENLACES
Todos los derechos reservados. Contenidos protegidos por copyright (no se autoriza la copia de los contenidos en todas las páginas del sitio web www.gatobengali.com)
Diseño web barcelona by Redweb


Clases de Bengalies