Criadero de Gatos Bengalíes Ramazan: tel / email / Núcleo Zoológico / E2500066 Miembros de Asociación Felina / ASFEC Cataluña (España)

Características del Gato Bengalí


1. RASGOS - Como diferenciar un bengalí.
2. CUIDADO
- La mejor manera para cuidar tu bengali: mucho cariño.
3. CARÁCTER
- Un felino salvajemente cariñoso.
4. ESTÁNDAR
- El ejemplar perfecto para la competición.



RASGOS PRINCIPALES. Como diferenciar un bengalí.

El Bengalí tiene la apariencia de un leopardo en miniatura. Presenta un cuerpo muy fuerte y musculoso, pesa entre 5 y 8 kilos. Los machos son bastante grandes, pudiendo crecer mucho más que las hembras. características del gato bengaliLas patas posteriores poseen una fuerza especial que les permite saltar como una gacela. Los machos tiene los hombros muy musculosos y elásticos, lo que les da, al andar, la apariencia de un depredador.

Durante generaciones, en el desarrollo de la raza, solamente se han empleado los ejemplares más cariñosos y estables. Como resultado, los bengalíes de hoy día son extremadamente plácidos y sociables, son juguetones y muy pacíficos. Algunos tienen diferente timbre de voz, emitiendo sonidos extraños.

Al primer mes aproximadamente el manto de los gatitos cambia de color, transformándos en un gris difuminado. Tras esta fea etapa adolescente, vuelven a recuperar su color original, pero si las manchas son negras o muy oscuras tardan más tiempo en recuperar el color original de su pelo. En las mejores líneas, las puntas de los pelos tienen un destello dorado (glitter).

La capa de pelo no debe tener "ticking"(aguti). El vientre debe ser de color pálido con manchas oscuras, al igual que su pecho y entrepierna. Se considera como fallo la marca de rayas verticales (bars) en las costillas.

Hoy en día, la mayoría de los bengalíes muestran un dibujo "tabby" en la cabeza, formado por la típica "M" en la frente. Tiene dos razas horizontales, una parte del extremo exterior del ojo y la otra desde la mejilla, dirigiéndose las dos hacia la oreja sin cruzarse. Alrededor del cuello debe tener un collar de color negro en forma de semicircunferencia.

Hay que añadir, que el bengalí tiene un tacto especial en su pelo (pelt). Es inconfundible. Por la suavidad de su pelo, incluso con los ojos cerrados podríamos diferenciarlo perfectamente de cualquier otro. El manto de las mejores líneas es muy suave, semejante al pelo del visón. [arriba]





EL CUIDADO. La mejor manera para cuidar tu bengali: mucho cariño.

Como cualquier otro gato de pelo corto, el Bengalí apenas necesita cuidados para mantener su aspecto en perfectas condiciones. Se trata de un gato que siempre está limpio gracias a su propio aseo personal. Sólo debemos preocuparnos de realizar las obligadas visitas al veterinario para mantener su estado de salud.

Únicamente debemos comentar que el Bengalí produce más cerumen en las orejas que otros gatos, por lo que se deben limpiar los oídos más frecuentemente. Asimismo, producen secreciones de grasita oscura en la barbilla que a primera vista parece ser suciedad, por lo que se debe limpiar periódicamente. Este aspecto es algo normal y muy característico de la raza bengalí. [arriba]





EL CARACTER. Un felino de apariencia aleopardada pero de carácter totalmente doméstico.

Son gatos muy curiosos e inteligentes. No hay mejor diversión para un gato bengalí que investigar los bolsos de la gente que llega a casa o supervisar la compra del supermercado.

No tienen ningún miedo al agua. Por el contrario, les atrae. Esto es una reminiscencia de su ancestro, el gato leopardo de Asia, que vivía siempre cerca de los ríos. No les importa mojarse; es por ello que algunos se bañan con sus dueños o se meten en la bañera cuando rebosa el agua. Un buen entrenamiento es colocar un poquito de agua en la bañera y añadir una pelota de ping-pong: el gato bengalí puede permanecer allí durante horas jugando y chapoteando.Cuando beben acostumbran a golpear el agua con sus patas.

El gato bengalí convive generalmente con otras razas de gatos, y otros animales. Son gatos muy activos, habladores, cariñosos y juguetones. La mayoría tienen una voz suave, excepto cuando entran en celo. Están totalmente acostumbrados a vivir dentro de una casa o piso, aunque de vez en cuando se les puede habituar a pasear con correa.

Pero también los gatos bengalíes tienen su momento de tranquilidad. Algunos son tremendamente melosos, solicitan constantemente sus mimos, ronronean constantemente y no dudan en mostrarte las manchas oscuras de su barriga para que les acaricies. La mayoría son cariñosos incluso con gente desconocida. Les gusta dormir a tu lado y te persiguen a todas partes. Es una raza de gato del que en seguida te haces fan, y cuando menos te lo esperas te das cuenta que pasas largos ratos observándolo y juegando con él.

El objetivo de los criadores de Bengalíes no es otro que obtener un gato con pedigree lo más parecido posible al leopardo asiático, pero con el carácter de un gato doméstico. [arriba]





EL ESTANDAR BENGALI. El ejemplar perfecto para la competición.

1. Color: Se permiten todas las variaciones del "brown spotted tabby", aunque se prefiere un alto nivel de "rufinism" (tonos anaranjados). El color de base puede ser en tonos amarillos, beige, grisáceo dorado o naranja. Las manchas pueden ser negras o marrones o con varios tonos de chocolate o canela. Barbilla, almohadillas de los bigotes, barriga y entrepiernas han de tener un color de base blanco o muy clarito, con mucho contraste de color entre los costados y el lomo. Membranas mucosas de ojos, labios y nariz deben estar perfiladas de negro y la trufa ha de ser de color ladrillo. Almohadillas plantares y punta de la cola negras.

2. Cabeza: Forma de trapecio modificado. Ancha y redondeada, más larga que ancha. En los machos adultos las mandíbulas han de ser muy anchas. El tamaño ha de ser ligeramente pequeño en proporción al cuerpo.

3. Perfil: La frente forma una curva my suave al stop, el cual se extiende hasta la parte superior de los ojos. Perfil ligeramente cóncavo. Nariz ancha y grande, con la trufa ligeramente hinchada. Hocico ancho. Almohadillas de los bigotes grandes y prominentes. Pómulos altos y pronunciados.

4. Orejas: De tamaño pequeño a mediano, de forma corta y ancha y con las puntas redondeadas. Se localizan simétricamente siguiendo el contorno de la cara. De perfil, hacia adelante. Se aceptan unas manchas horizontales de color claro en la parte posterior de la oreja. El "linx tipping" (pelos largos en la punta de las orejas) no es deseable.

5. Ojos: De forma ovalada, aunque pueden ser un poco almendrados. Grandes. Bien separados y angulados hacia la base de la oreja. El color puede ser dorado o verde. Sólo una variedad de "snow leopard" los tiene azules.

6. Cuello: Grueso y musculoso (más en los machos). Grande en proporción a la cabeza. Largo en proporción al cuerpo.

7. Cuerpo: Largo y macizo, fuerte pero no de tipo "oriental" o "foreign". Grande (aunque no tanto como la raza doméstica más grande). Huesos robustos y no delicados. Muy musculoso, especialmente en los machos, lo cual es uno de sus detalles más destacados.

8. Patas: De largura mediana, ligeramente más largas las traseras que las delanteras. De osamenta gruesa y fuerte, nada delicada. Muy musculosas, como el cuerpo.

9. Pies: De tamaño grande, redondos y con almohadillas siempre negras.

10. Cola: Gruesa, que va disminuyendo progresivamente hacia la punta, la cual es redondeada y siempre negra. De tamaño mediano a grande y de longitud mediana.

11. Manto: De longitud corta a mediana. En los gatitos está permitido un manto un poco más largo. Pelo denso, lustroso y extraordinariamente suave al tacto.

12. Puntuación: Dibujo, 30 puntos. Color, 10. Cabeza, 10. Orejas, 10. Ojos, 5. Cuello, 5. Cuerpo, 10. Patas, 5. Pies, 5. Manto, 10 puntos.

13. Penalizaciones: Manchas en el cuerpo que se junten verticalmente formando el dibujo "mackerel tabby". "Locket", es decir, un botón de pelos blancos en la garganta. No se concede el punto con los siguientes fallos: punta de la cola no negra; la falta de manchas redondas en la barriga; almohadillas plantares rosas. [arriba]