Criadero de Gatos Bengalí Ramazan: tel / email / Núcleo Zoológico / E2500066 Miembros de Asociación Felina / ASFEC Cataluña (España)
Ubicación / Cataluña (España), al sur de la provincia de Tarragona.

El Precio del Gato Bengalí

Fecha Publicación 2019-07-03
Compartir


La primera diferencia sustancial que vamos a marcar para distinguir entre los precios del gato bengalí es, si va a vivir una vida de mascota o una vida reproductiva.

El precio del gato bengalí como mascota.

Cuando buscamos un gato bengalí para incluir como un miembro más de nuestra familia, entendemos que entrará en un entorno humano y para su mejor integración y calidad de vida, será conveniente operar para castrar o esterilizar.

Esta viene a ser la condición básica para obtener un bengalí a precio de mascota. Esta medida cumple con la legislación española que regula las condiciones de los animales que se destinan como mascota, y gracias a esta regulación se pretende evitar la superpoblación tanto en calles como en centros de adopción y la venta no legalizada de animales que habitualmente se encuentran viviendo en malas condiciones.

Si la hembra o macho no están castrados, es probable que por descuido o de forma intencionada se realicen montas con otros bengalíes o, lamentablemente, con gatos de otras razas, y las crías resultantes muchas veces acaban regalándose o peor aún, abandonados por no poder atender. Y si esto es una práctica habitual, el problema de masificación en calles y centros de acogida se irá incrementando, no sólo para la raza del bengalí, sino también para otras razas en las que ocurra una similar práctica.

Con la entrega del bengalí para mascota, se firma un acuerdo escrito en el que aparecen las condiciones de venta que velan por los intereses tanto del criador, como del comprador, y como del bengalí. El interés principal del criador es que se sigan las cláusulas con la finalidad de que el comprador sigue las pautas indicadas para que la salud del bengalí sea óptima en cuanto a la alimentación y cuidados. La raza de gato bengalí no es difícil de mantener, pero es importante conocer las bases, y desarrollar una buena relación de confianza con el criador conocedor de la raza. En nuestro caso ofrecemos casi 25 años de experiencia y ofrecemos los mejores consejos para solventar los problemas que puedan afectar al bengalí durante su vida.

Los gatos bengalíes son muy intensos en sus celos y marcajes en su fase adulta que empieza en la etapa juvenil que puede ser aproximadamente a partir de los 7 meses en adelante. Por tanto, para el gato bengalí que vive como mascota, es necesaria su castración con el fin de que goce de una buena salud emocional y física. Ya que si no tienen pareja, entran en un estado de estrés muy elevado, y este estado no es recomendable para un animal cuyo entorno no es el habitual para un gato entero. El estrés les puede provocar, a la larga, problemas de salud de diversa índole.

Por lo tanto, si buscamos uno en un centro de cría para mascota, el precio del gato bengalí está entre los 1000 y 2000 euros aproximadamente. Pero si buscamos en plataformas de anuncios masivos, observamos que se venden gatos bengalíes a 300€, 600€, etc., entonces... ¿a qué se debe esta gran diferencia?

precio del gato bengali En esta foto vemos un gatito bengalí que equivaldría a dichos precios inferiores.

El precio del gato bengalí según la procedencia.

Los anuncios a estos precios tan inferiores suelen proceder de distintos focos de origen. Suelen ser básicamente de orígenes no legalizados para la cría y la venta de animales. Pueden ser tanto de particulares como de criaderos no legalizados tanto de dentro del país como desde el extranjero. Los que son criados en el extranjero, por ejemplo, desde países del este, y cuya importación es masiva, suelen entrar de forma clandestina para venderse de cualquier manera y, generalmente, los gatitos están en condiciones de salud críticas. Por tanto, es habitual no tener mucha información sobre la salud genética de los padres para garantizar que estén libres de las enfermedades genéticas que afectan al bengalí como el de la vista (PRAb), el corazón (HCM) y la anemia severa (PKDef), renal poliquística (PKD), ésta última no es común en los bengalíes, pero no está demás en que el test sea realizado para salir de cualquier duda. A parte de la salud genética, está la vírica (por ejemplo, el PIF) o la parasitaria (por ejemplo, Tritrichomonas Foetus), y si los padres las tienen, las transmiten a las crías, provocando un estado débil y frágil para las enfermedades más graves, que probablemente les lleve a la muerte, a no ser que se les aplique el tratamiento adecuado por profesionales del sector.

Entre el criador y el nuevo dueño debe haber una buena relación de comunicación: por una parte, para que el criador tenga la confianza de que en el hogar a dónde va el bengalí, van a cuidarlo debidamente y siguiendo las indicaciones del mismo; y por otra parte, el nuevo dueño, pueda hacer todas las preguntas necesarias para cerciorarse que desde el origen están haciendo las cosas bien, y para cualquier cuestión pueda obtener la información correcta para el buen desarrollo del bengalí y tratamiento ante cualquier complicación de salud común.

Los centros de cría comprometidos y legalizados que parten de una pasión por los animales y por la raza bengalí en particular, provoca que todas las decisiones estén volcadas hacia el máximo bienestar y salud de sus bengalíes. Este compromiso con su bienestar conlleva a invertir mucho en unas instalaciones adecuadas, actualizando las mismas conforme pasan los años, realizar todos los tests necesarios para cada ejemplar reproductor, proporcionar buena alimentación de calidad para garantizar su buen desarrollo tanto de adultos como las madres, como las crías, muchas horas de cuidados constantes, sobretodo, los bebés, para mantenerlos bien alimentados, limpios, y tratarlos en caso de cualquier eventual complicación de salud por resfriados o inestabilidad estomacal en la etapa de cambio de leche materna a sólidos, etc. También cumplen con la normativa oficial estatal, dados de alta en el organismo fiscal oficial, al día con todos los impuestos, tasas de la asociación felina correspondiente, registrando y pagando los impuestos de las altas de camadas, etc. Son muchos los puntos en los que deben estar en regla que son parte del precio final del gatito, sin mencionar la calidad de los ejemplares reproductivos que son un factor decisivo para el valor final del bengalí.

El precio del gato bengalí según el manto en criaderos legalizados.

Dentro del grupo de gatos bengalíes para mascota existe una diferencia de precio que oscila entre los 1000 y 2000 euros como hemos indicado antes. Sigue siendo una gran diferencia que viene marcada por las características del manto del bengalí. Como mejor formadas las rosetas, mejor color, colocación, tamaño, mejor contraste, mayor su valor.

A modo ilustrativo, aquí vemos un gato bengalí cuyo precio estaría sobre los 1000 euros. Este bengalí es un machito de 3 meses de edad.

precio del gato bengali

Vemos que el bengalí está correctamente dentro del estándar, las rosetas son redondeadas tipo donut de tamaño mediano, y bien distribuidas por todo su manto. En este caso tiene unos tonos anaranjados bien marcados, y el perfil de las rosetas oscuras. Un indicador del tono general del bengalí, es el color de los pies de las patas delanteras y traseras. Si es de un tono dorado, ese va a ser el tono general en cuanto a calidez. Si es de un tono grisáceo, ese será el tono general y será más "frío" en este aspecto. El color del manto del bengalí es algo que progresa conforme va creciendo, normalmente, de chiquitines, muestran unos tonos menos intensos porque están en esta fase infantil, y poco a poco cuando ya entran en su etapa joven a partir de los 5 meses, empezamos a ver sus tonos definitivos. Entonces, cuando tienen un mes o dos, y tenemos que decidirnos por un bengalí, si vemos que las patitas son doradas, sabremos que los tonos serán cálidos, en caso de que busquemos un bengalí de tonos cálidos.

A continuación os presentamos un bengalí cuyo valor sería el máximo. Este bengalí tiene 1 mes de edad.

precio del gato bengali

En esta foto podemos ver un bengalí cuyas rosetas son muy grandes, cada una ocupa gran parte del manto, el interior es de un tono muy rico, el perfil de las rosetas es grueso y contrastado, base de manto claro. Todavía no tiene sus tonos definitivos, tiene mucho pelo de camuflaje ("fuzzy"), conforme vaya creciendo se irá definiendo. Si nos fijamos en las patitas y detrás de las orejas, veremos este tono dorado, el marcador del tono general del bengalí que tendrá en su fase adulta.

El precio del gato bengalí como reproductor.

En este caso, el precio que oscila para un ejemplar reproductor tiene un amplio rango. Aquí entran en juego distintos factores como:

1) la procedencia: centro de cría legalizado, criadero ilegal, tienda y particular.
2) procedencia de líneas exclusivas internacionales o no.
3) rasgos físicos del ejemplar.

Debido a las plataformas masivas de anuncios se suelen encontrar bengalíes que los venden sin restricción de castrar a precios muy inferiores al que indicaremos más abajo, y aquí es donde se descubre la intencionalidad de la persona que decide iniciarse en la cría del bengalí. Si es un tipo de persona con un interés genuino y amor por la raza bengalí, su inquietud principal es empezar con una pareja de una alta calidad para estar en la línea de la calidad actual, con la finalidad de poder contribuir en la medida posible en la continuidad y mejora de la calidad de los bengalíes.

Cuando nos referimos a la calidad del bengalí, nos referimos a los rasgos que ensalzan unos bengalíes sobre otros, y es conveniente criar con aquellos que destacan más, para levantar el nivel de calidad general al cabo de los años. Si continuamos criando con bengalíes de hace muchos años, no estamos evolucionando al paso de otros centros de cría de otros países del extranjero, y bloqueamos nuestro propio progreso en la aportación a la raza.

Por este motivo, se evitará buscar en estas plataformas de anuncios, ya que no suele haber mucha transparencia, y las procedencias son dudosas, a excepción de aquellos anunciantes cuyos centros de cría son legalizados y comprometidos con el bienestar animal. En consecuencia, realizarán un minucioso estudio de los distintos centros de cría para escoger en quien depositar su confianza para obtener su primer bengalí de cría.

Para los ejemplares obtenidos de centros de cría de prestigio internacional y de una calidad excepcional el precio oscila desde los 2500 hasta los 4000 euros aproximadamente. En estos centros puedes solicitar los tests genéticos de los reproductores para que te aseguren la salud genética del bengalí para reproducción, y puedes preguntar también sobre la salud vírica del criadero. Si son criaderos transparentes, no tendrán ningún motivo para oponerse a estas cuestiones.




Compartir